Guía práctica para poner en orden tus finanzas (Parte 2)

¡Bienvenido! Si la semana pasada llegaste a la parte 1 de la guía para poner en orden tus finanzas, esto era justo lo que estabas esperando. Pero si eres nuevo por acá te recomiendo empezar por la Parte 1 de modo que tengas la información completa para utilizar el Workbook que puedes descargar al final de este artículo.

Una vez que sabemos dónde estamos y hacia dónde queremos ir, tenemos que idear un plan que nos permita cumplir las metas. Lo ideal es que una vez definido el objetivo y desarrollado el plan, dejes de enfocarte por completo en lo que quieres conseguir y te enfoques sólo en el proceso.

Gran parte del resultado no depende de nosotros sino de factores externos, es por esto que casi siempre los planes resultan de manera muy distinta a lo que pensábamos al principio. Sin embargo es 100% seguro que si te apegas a un proceso de cambio positivo estarás en una mejor posición que antes. 

Paso 3: Plan de Acción

La ejecución es el desenlace de todo plan. No todas las personas llegan a ella y en las finanzas personales suele existir una barrera para poner en practica lo que sabemos que debemos hacer.

Esto se debe principalmente a falta de disciplina y exceso de creencias limitantes en torno al dinero. Por ejemplo, si sabes que hacer un presupuesto es parte fundamental del proceso pero sientes que te resta libertad probablemente y de forma inconsciente vas a resistirte a empezar. Si sabes que debes reducir tus gastos, o controlar tus compras compulsivas, pero tu cerebro sabe que es mas fácil seguir como siempre, probablemente siempre va a escapar de lo que le toma mas esfuerzo.

La idea de esta Guía es pensar menos en lo que tienes que hacer y simplemente hacerlo. Por inercia. Solo hazlo.

Para definir pasos hacia la dirección correcta te puedes hacer preguntas como:

  • ¿Qué estoy haciendo actualmente que sabotea el cumplimiento de mis objetivos?
  • ¿Qué puedo mejorar en mis rutinas para hacer pequeños avances?
  • ¿Dónde tengo espacios de ahorro?
  • ¿Tengo formas de aumentar mi ingreso?
  • ¿Qué opciones de inversión están a mi alcance?

Un plan de acción debe ser estratégico. Una estrategia son una serie de acciones muy meditadas, encaminadas hacia un fin determinado. La idea es que tus acciones funcionen de forma sinérgica de modo que tus resultados sean más que la suma de tus acciones.

Lo que juega en contra del plan de acción es que sus resultados no suelen ser inmediatos, por lo que muchos abandonan antes de cosechar frutos. Su disciplina es pobre y sienten que hacen un sacrificio que no genera resultados.

Lo cierto es que en la mayoría de los casos, siempre que escojas las acciones correctas, para que un plan genere resultados debe durar el tiempo suficiente. Por eso la importancia de ser realistas y adoptar el proceso como un cambio de identidad. Es decir, identificarnos con la clase de persona que consigue esa clase de resultados.

Partiendo de esta premisa, es importante adoptar una serie de comportamientos que se vuelvan parte de nuestra personalidad. Empezando por sanear todo aquello que nos limitan para empezar.

A pesar de que casa situación es muy particular y todo lo genérico DEBE ser adaptado. Te dejo algunos de los puntos más frecuentes que puedes chequear:

Haz las paces con tus Deudas

No todas las deudas son malas. Sin embargo, si tu estas aquí, y tienes deudas, es muy probable que lo sean. El uso correcto de los créditos, y más frecuentemente de las TDC es muy poco conocido. 

Al inicio, dejarnos llevar por la facilidad del uso del dinero – que no tenemos- puede acarrear una bola de nieve de deudas hasta un punto en donde salir puede ser difícil. Otras veces las emergencias pueden hacernos llegar a una situación indeseada al usar los instrumentos de deuda como recursos salvavidas.

Al tener deudas elevadas estas pagando intereses que pueden tomar un porcentaje representativo de tus ingresos y a su vez te restan espacio para utilizar este dinero para el ahorro o la inversión. 

Independientemente de cómo llegaste a acumular deudas negativas, es importante corregir y posteriormente mejorar la relación con los instrumentos financieros de deuda. Para poder empezar a cancelar estos préstamos existen distintos métodos que puedes investigar más a fondo, si es tu caso. Dos de las más conocidas son el método de la bola de nieve y el método de la avalancha.

En general aplicar una u otra depende de tu personalidad. Pero algunos tips básicos son:

  • Paga el mínimo más un aporte al capital de forma periódica.
  • Si consigues dinero extra en el mes puedes realizar abonos.
  • Puedes priorizar las deudas que tienen mayor tasa de interés para avanzar más rápido.
  • Evita continuar haciendo uso de instrumentos de deudas. 

Otros cursos que te podrían interesar:

Curso Online Descubre a tu cliente ideal

Descubre a tu Cliente Ideal

Si no te muestras a las personas correctas, nadie te va a notar comprar.

Curso Online Storytelling Para Negocios

Storytelling para Negocios

Para aquellos negocios que quieren tener un final feliz.

Curso Online Finanzas para emprendedores

Finanzas para Emprendedores

El dinero es el oxígeno de tu negocio, y las finanzas son su corazón.

Analiza y optimiza tus gastos

Los gastos son el elemento bajo nuestro control que mas influyen en tu potencial de mantener riquezas. Por lo tanto es donde debemos iniciar nuestra búsqueda de espacios de mejora y posterior desarrollo de hábitos financieros sanos. 

A primera vista puede que no sientas que tienes mucho espacio de ahorro, que no identifiques incluso donde están tus fugas de dinero. Que quizás el resultado de tu presupuesto no se ajusta a la realidad.

Y es que, si no has llevado un seguimiento de tus gastos con anterioridad, es posible que gastes más de lo que crees. Las “fugas” de dinero suelen venir de los famosos gastos hormigas. Es decir, gastos pequeños que hacemos en el día a día que no consideramos pero que, acumulados en el mes, son representativos.

Si este es tu caso, te recomiendo poner especial atención a tus gastos, llevarlos registrados en un tracking puede ayudarte enormemente a identificar con precisión cada uno de tus egresos y determinar tu patrón de consumo. 

Aumenta tus ingresos

Por ultimo es importante que analices tus opciones para mejorar tus ingresos. Los ingresos no están del todo bajo tu control, por esto hacer que pase es un trabajo que puede tomar tiempo y cuanto antes trabajes en ellos de forma estratégica y planificada, mejor.

Aumentar tus ingresos puede venir por medio de un asenso, de horas extras, construir un negocio, conseguir un nuevo empleo u otras formas de intercambio tiempo – dinero. (Es decir ingresos activos)

Pero aumentar tus ingresos también puede venir de la adquisición de activos que te generen ingresos pasivos, como por ejemplo la renta por alquiler de propiedades, un blog donde generes publicidad, ingresos por venta de libros o contenido por suscripción, inversión en mercado de valores y más. De nuevo, construir ingresos pasivos es un trabajo a mediano o largo plazo, pero que vale la pena iniciar cuanto antes.

La estrategia es un estilo de vida, no solo pequeñas tareas.

Para finalizar quiero recordarte que como casi todo en la vida, no se trata de conseguir un objetivo en el corto plazo. La acumulación de riquezas (poder tener cierta holgura financiera) viene dada de tener un estilo de vida coherente con ese fin. Mucha gente es buena para generar dinero, pero no para mantenerlo.

El problema es que el ser humano suele aprender por imitación. Y es fácil ver el dinero que muestra la gente, pero no la riqueza que logran mantener. 

Generar dinero y acumular riquezas son dos actividades que necesitan de habilidades distintas.

Una vez que consigas generar ingresos es importante adquirir un estilo de vida que te permita acumular riquezas. Ser frugal, apreciar lo que tienes, no vivir del que dirán, adquirir activos y no pasivos, no aumentar tus gastos conforme aumenten tus ingresos son algunas de las acciones que las personas con mayor inteligencia financiera mantienen.

Ahora ¡No te olvides de descargar el cuaderno de trabajo! si te es útil compártenos tu experiencia.

Una Guía Práctica para ponerte en movimiento.
Te ayudará a dar los primeros pasos para poner en orden tus finanzas, salir de la parálisis por análisis y a enfocarte en lo que realmente es importante para ti.

¿Qué vas a encontrar?

  • Define tus objetivos.
  • Descubre tu situación actual y planifica tu presupuesto.
  • Utiliza los anexos para complementar tu plan de acción.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s