¿Es tu idea de negocio rentable? Tres ideas para poner a prueba tu idea de negocio

Cuando se trata de lanzarnos al agua del emprendimiento podemos terminar abrumados por la cantidad de detalles a los cuales debemos prestar atención. 

Son muchas las distracciones que conseguimos antes, durante y después de lanzar nuestra idea de negocio. Sobre todo el dejarnos llevar por la ilusión y las historias de éxito sin cuestionar nuestro entorno y nuestra propuesta de forma particular.

Al generar una idea de negocio podemos cegarnos ante las motivaciones que tenemos, solemos sobreestimar la capacidad de éxito de nuestroS proyectos lo cual nos lleva a grandes tropiezos. Considerar los factores que intervienen es fundamental para generar una visión mucho más objetiva antes de dar el gran salto, pudiéndonos ahorrar muchos malos ratos y recursos.

A continuación chequea 3 pasos básicos que necesitas completar para poner a prueba tu idea de negocio.

Emprender no es una historia de amor

El motivo que te lleva a emprender cumple una función importante en la determinación que tenemos de cumplir nuestro objetivo, pero también en las expectativas que ponemos, no solo en los resultados sino en el proceso.

Amar lo que hacer y hacer lo que amas para “no volver a trabajar” un día de tu vida, suena muy romántico. Pero la realidad empresarial nos muestra una cara diferente en la práctica. Emprender porque “quieres ser tu propio jefe”, “tener tus propios horarios” o “ganar mucho más dinero” disfrutando de lo que haces es una idea muy bonita pero que puede llevar a frustrarte demasiado rápido.

En primer lugar la pasión por tu idea de negocio ayuda pero no es lo único que debes considerar (de tus capacidades hablamos más a fondo en el curso los pilares del emprendimiento, está a un precio especial). Evaluar si existe un mercado real que demande tu producto o servicio es uno de los primeros análisis que necesitas realizar.

Tu idea de negocio viene a cubrir una necesidad en el mercado, pero si no hay mercado ¿Quién va a mantener tu negocio a flote?. Si hay exceso de oferta ¿Qué hará que te elijan a ti?. 

Algunas preguntas que necesitas responder – como mínimo – para poner a prueba tu idea son:

  • ¿Cuáles son mis principales motivaciones que me llevan a iniciar un negocio?
  • ¿Cuáles son mis objetivos personales y mis objetivos comerciales con este emprendimiento?
  • ¿Quién es tu cliente ideal?
  • ¿Qué necesidades cubre o que problemas solventa tu idea de negocio?
  • ¿Qué te hace diferente de las otras soluciones que encuentran tus clientes en el mercado?
  • ¿Qué recursos necesitas para llevar a cabo tu idea y por cuánto tiempo puedes mantenerlos?

Toma muy en serio a tus competidores

La pasión que sentimos por nuestra idea de negocio puede llevarnos a sobrestimar sus características, valor y ventajas; mientras que subestimamos los competidores que se encuentran ya en mercado. 

Es importante marcarnos una visión objetiva de las otras opciones directas o secundarias que de alguna forma u otra vienen a cubrir esas necesidades que nuestra idea de negocio también cubriría. Esto es especialmente importante en cuanto la inversión sea mayor ya que tenemos más que perder. 

Ese punto diferencial entre tu y tus competidores se llama Ventaja Competitiva o Valor Agregado. Para analizar a tus competidores en el mercado puedes realizar los siguientes tres pasos:

  1. Investigación Primaria: se trata de ir directamente con tu cliente ideal (en caso de que no tengas un negocio en funcionamiento) o a tus clientes actuales (en caso de que tu negocio ya esté en marcha). Puedes realizar cuestionarios, entrevistas o investigación para esto.
  2. Investigación secundaria: se trata de analizar información recopilada por fuentes externas sobre el mercado, sus necesidades y preferencias; para contrastar con la idea que tú tienes del comportamiento de los consumidores.
  3. Análisis FODA: La matriz foda la tocamos mucho más a fondo en nuestro curso Los Pilares del Emprendimiento, y también en nuestro artículo que te enseña paso a paso cómo desarrollarla. Pero básicamente a partir de este análisis puedes extraer estrategias basándose en los factores externos e internos, positivos y negativos que engloban a tu idea de negocio mediante un análisis de 360°

Descarga la plantilla de Matriz FODA

Haz tu propio análisis FODA y descubre las mejores estrategias para conseguir tus objetivos.

Mediante estas investigaciones vas a conseguir responder a preguntas claves para conocer a tus clientes, sus necesidades, el valor que le dan a distintos beneficios, conocer a tus competidores y sus ventajas; y sobre todo qué valor agregado debe tener mi idea de negocio para resaltar entre las ofertas que existen actualmente.

Pon a prueba tu idea

Una vez que la investigación de mercado está lista y conoces las fortalezas y debilidades de tu negocio es hora de poner en marcha una prueba que te permita medir que tan factible será llevar tu idea de negocio a la realidad.

Para esto existen algunas estrategias como el Producto Mínimo Viable o la prueba A/B. La idea es poder poner a prueba tu producto o servicio al menor costo posible para ver con resultados reales si es factible llevar tu emprendimiento a la realidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s